coenzima_q10_synestia
Como hemos explicado, la Q10 es indispensable para obtener energía de los alimentos, especialmente cuando las demandas metabólicas son elevadas, tal como sucede con los atletas. Sin embargo, las ventajas de esta coenzima van mucho más allá.
Entre otros efectos, funciona como un antioxidante intra y extracelular, siendo capaz de reducir la oxidación del colesterol. También mejora el funcionamiento del sistema inmunitario y disminuye la incidencia de enfermedades cardiovasculares en las que intervienen procesos inflamatorios, tales como la aterosclerosis y el infarto de miocardio.
“Gasolina” para los deportistas: ¿cómo puedes tener más energía?

 

Escrito por Nuria Roda, Dra. en Química Orgánica

A fin de mantener el metabolismo en equilibrio, es necesario que la ingesta de energía equivalga al consumo energético. La Q10 y sus usos te permiten cumplir con la actividad física de una forma más eficiente. Veamos la relación que tiene esta sustancia con el alto rendimiento energético y con otras funciones del organismo.

La importancia de la energía en el rendimiento deportivo

La Q10 es una molécula que se define como 1,4-benzoquinona. Está presente en la mayoría de las células, especialmente en órganos tales como el hígado, el cerebro, el riñón, los cuales tienen una demanda energética muy elevada.

Se trata de un elemento de la cadena de transporte de electrones (1) que facilita las reacciones bioquímicas destinadas a generar producción de ATP o trifosfato de adenosina. Es una molécula que almacena la energía proveniente de los alimentos.

Estos procesos fisiológicos tienen su asiento en las mitocondrias, y para que sucedan, es imprescindible la presencia de la Q10 en su membrana interna. Son organelos intracelulares que producen energía mediante el consumo de oxígeno, lo que llamamos respiración celular aeróbica.

Gasto energético diario

El gasto energético diario o GED expresa la energía necesaria para tres funciones principales. Así, el 60 % mantiene el metabolismo basal. Por su parte, la actividad dinámica específica de los alimentos, o energía necesaria para digerirlos, representa el 10 %.

Finalmente, encontramos la actividad física, con distintos niveles de metabolismo energético. Tus actividades cotidianas pueden consumir el 30 % del GED, pero en los deportistas de alto rendimiento, llega a aumentar hasta el 100 %. Por ejemplo, en un triatlón se gastan cerca de 5000 calorías.

Funciones de la Q10

La importancia para los deportistas se basa principalmente en dos acciones:

  • Función bioenergética

Es necesaria para transformar en energía los alimentos. Los atletas necesitan aprovechar este combustible para utilizarlo en las células musculares y así rendir al máximo.

  • Función antioxidante

Con el ejercicio se aceleran los procesos fisiológicos y se eleva la producción de radicales libres. Se trata de moléculas inestables que se generan en el metabolismo. En ese sentido, la Q10 es una sustancia antioxidante que protege a los tejidos (2) de la acción oxidante lesiva que causa su exceso.

Fuentes de Q10

Los niveles de Q10 disminuyen en los tejidos en determinadas situaciones, como sucede con la edad, el tabaquismo y el estrés. Para contrarrestar esta deficiencia, esta sustancia la puedes encontrar en los frutos secos, el pescado y la carne.

No obstante, las cantidades que aportan estos alimentos con frecuencia son insuficientes para mantener los niveles, pues no elevan significativamente su concentración tisular. En estos casos, la solución para obtener los beneficios de la Q10 es tomar complementos nutricionales.

Beneficios de las fuentes de energía extra para los deportistas

Como hemos explicado, la Q10 es indispensable para obtener energía de los alimentos, especialmente cuando las demandas metabólicas son elevadas, tal como sucede con los atletas. Sin embargo, las ventajas de esta coenzima van mucho más allá.

Entre otros efectos, funciona como un antioxidante intra y extracelular, siendo capaz de reducir la oxidación del colesterol. También mejora el funcionamiento del sistema inmunitario y disminuye la incidencia de enfermedades cardiovasculares en las que intervienen procesos inflamatorios, tales como la aterosclerosis y el infarto de miocardio.

  • Prevención de la fatiga

Lo que conoces como fatiga es la manifestación del agotamiento de la energía de origen mitocondrial. Es producto de una demanda física extraordinaria, del envejecimiento o de las enfermedades. En estas situaciones, la ingesta de Q10 protege contra el consumo excesivo de ATP a nivel celular, evitando el cansancio.

En un estudio publicado en la revista científica Nutrition, se evidenció que la administración oral de esta sustancia mejoró tanto el desempeño como la sensación subjetiva de fatiga (3) de los voluntarios que participaron en entrenamientos. También hay indicios claros de que esta coenzima puede mejorar los síntomas de las personas con fatiga crónica y fibromialgia.

  • Acción antioxidante

El efecto oxidante de los radicales libres está relacionado con la aceleración del envejecimiento, así como con la aparición del cáncer y de las enfermedades cardiovasculares. La Q10 reducida representa el 90 % de toda la coenzima del organismo. Esta molécula se llama ubiquinol y desempeña la función antioxidante en todos los tejidos (4). Evita una reacción llamada peroxidación lipídica en las membranas celulares.

  • Recuperación después del ejercicio

El ejercicio muy intenso lleva a un agotamiento muscular que, en ocasiones, puede causar daño estructural a las fibras musculares. Además, en esta circunstancia aparece un grado elevado de agresión oxidativa y una elevación de las sustancias mediadoras de la inflamación. El dolor, la debilidad y el aumento de volumen de los músculos son síntomas frecuentes después de una competición.

En un estudio realizado en la Universidad Pablo de Olavide se analizó el daño muscular como la actividad renal (5) de los futbolistas que participaban en tres competiciones diferentes. El resultado fue que los marcadores de estas dos alteraciones estaban asociados inversamente con los niveles de Q10. Se concluyó que esta sustancia es esencial para mantener la capacidad energética y metabólica y proteger frente a las lesiones musculares por su efecto antiinflamatorio.

  • Protección cardiovascular

Existe un cúmulo de evidencias científicas que señalan a la Q10 como beneficiosa para la reducción de la presión arterial, la reversión del daño endotelial en las arterias, la mejoría de la insuficiencia cardíaca y la recuperación después de cirugías del corazón.

El estudio Q-Symbio indica que la Q10 reduce la mortalidad y fortalece la función del corazón (6). Se administró a los pacientes con insuficiencia cardíaca en Australia, Asia y Europa. El resultado fue la reducción de la mortalidad en un 53 %.

  • Sistema inmunológico

La Q10 mejora el sistema inmunológico y estimula la función de los macrófagos. Además, tiene poder inmunomodulador (7), por lo que se ha utilizado para proteger de los efectos de la quimioterapia.

  • Efecto antiinflamatorio

Entre los beneficios de los suplementos orales de Q10 se encuentra la disminución en sangre de una sustancia marcadora de la inflamación: la Interleukina 6. (8) Este efecto antiinflamatorio podría ser beneficioso para las enfermedades como la artritis reumatoide.

En resumen, la Q10 y sus usos son importantes para el metabolismo y la integridad de las células. Entre otros, protege de los efectos del envejecimiento, la fatiga y algunas enfermedades. Los complementos alimenticios que la contienen pueden elevar las concentraciones tisulares para potenciar estas acciones.

 

Referencias bibliográficas:

 

  1. Crane FL. Biochemical functions of coenzyme Q10. J Am Coll Nutr. 2001 Dec; 20(6):591-8.
  2. Gordon M. Antioxidantes dietéticos en la prevención de enfermedades. Nat Prod Rep 13 (4): 265-73, 1996
  3. Mizuno K et al. Antifatigue effects of coenzyme Q10 during physical fatigue. Nutrition. 2008 Jun;24(6):616
  4. Siemieniuk E, Skrzydlewska E. Coenzyme Q10: its biosynthesis and biological significance in animal organisms and in humans. Postepy Hig Med Dosw (Online). 2005;59:150-9.
  5. Sánchez-Cuesta A, y colaboradores. High coenzyme Q10 plasma levels improve stress and damage markers in professional soccer players during competition, International Journal for Vitamin and Nutrition Research, junio 2020.
  6. Mortensen SA, et al. The effect of coenzyme Q10 on morbidity and mortality in chronic heart failure: results from Q-SYMBIO: a randomized double-blind trial. JACC. Heart Fail. 2,641-9 (2014)
  7. Folkers K, Wolaniuk A: Investigación sobre la coenzima Q10 en medicina clínica y en inmunomodulación. Drugs Exp Clin Res 11 (8): 539-45, 1985.
  8. Vafa M. Can coenzyme Q10 supplementation effectively reduce human tumor necrosis factor-alfa and interleukin levels in chronic inflammatory diseases? A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Pharmacol Res 2019; epub ahead of print

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Synestia Biology S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresas que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.