Scroll Top
Screenshot 2024-02-15 at 10.46.14 AM

Espirulina y la chlorella para nutrir, adelgazar y eliminar toxinas

Víctor Blasco, doctor en Química. Especialista en Química Médica.

En la constante búsqueda de alternativas naturales que nos permitan mejorar nuestra salud y nuestro bienestar, las microalgas surgen como una valiosa fuente de nutrientes y beneficios para nuestro cuerpo. Estos diminutos organismos que habitan tanto en ambientes acuáticos como terrestres, han logrado captar la atención de la comunidad científica debido a sus numerosas propiedades y aplicaciones.1

Las microalgas son organismos unicelulares compuestos por una gran cantidad de nutrientes entre los que se incluyen aminoácidos, vitaminas, minerales y ácidos grasos, entre otros. Todo esto hace que sean empleadas habitualmente como excelentes complementos alimenticios. Además, se les atribuyen numerosas utilidades en campos como la acuicultura, la purificación de aguas, la industria farmacéutica, la industria cosmética y directamente sobre la salud humana debido a sus propiedades medicinales.

Existen más de 30.000 especies de microalgas, de las cuales únicamente unas 100 han sido estudiadas y solo unas 10 se explotan comercialmente. Dentro de estas, las más populares son la Espirulina (Arthrospira platensis) y la Chlorella (Chlorella vulgaris), dos algas utilizadas desde hace años por sus propiedades nutricionales y detoxificantes.

  • ¿Qué es la Espirulina?

Es un tipo de alga verde-azulada que se obtiene a partir de cianobacterias del género Arthrospira y se encuentra comúnmente en ambientes de agua dulce como lagos, estanques y arroyos. Se ha empleado durante siglos como un superalimento por su destacado perfil nutricional.2

Es una de las fuentes alimenticias como mayor contenido proteico, con hasta un 60-70% de su peso seco compuesto exclusivamente por proteínas, las cuales proporcionan todos los aminoácidos esenciales. Además, es rica en vitaminas, incluyendo vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6, B12), vitamina E, vitamina K y beta-carotenos (provitamina A), así como en minerales, tales como el hierro, el calcio, el magnesio, el potasio y el zinc.3 Es por esto que es el alimento empleado habitualmente en la mayoría de programas de lucha contra la malnutrición y la hambruna, especialmente en países subdesarrollados.4

En relación a lo anterior, esta alga promueve una mayor vitalidad y un mejor tono muscular, favorece el control del peso corporal a través de un aumento de la sensación de saciedad y ayuda a regular los niveles de colesterol en el organismo.5

Además de estas, también se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e inmunomoduladoras que la convierten en un aliado indispensable para nuestra salud.6

  • ¿Qué es la Chlorella?

Es un tipo de alga verde unicelular que crece principalmente en agua dulce, aunque también es capaz de adaptarse a diferentes entornos y condiciones ambientales. Al igual que la Espirulina, la Chlorella es considerada como una gran fuente de alimento debido a su alto valor nutritivo, ya que contiene una gran cantidad de proteínas, ácidos grasos, vitaminas y minerales que favorecen el correcto funcionamiento de nuestro organismo.7

En este caso, es conocida por su gran capacidad detoxificante, la cual se debe a su particular pared celular. Ésta es capaz de adherirse a ciertos metales pesados, pesticidas, toxinas y otras sustancias dañinas, facilitando su eliminación y ayudando así a limpiar y depurar el organismo. Además, se cree que contiene ciertos compuestos que pueden contribuir a reparar y a regenerar los tejidos dañados.8

Al igual que la Espirulina, la Chlorella también es rica en clorofila, un pigmento de color verde que desempeña un papel crucial en la fotosíntesis, en el proceso de eliminación de toxinas, en el fortalecimiento del sistema inmune y como sustancia antioxidante. No obstante, el contenido en clorofila de la Chlorella es casi cinco veces superior al de la Espirulina, siendo considerada como la planta con mayor contenido en esta sustancia de todo mundo (ronda aproximadamente el 4%).9

Por último, también se han descrito otras muchas propiedades medicinales de esta alga, que le atribuyen actividad antiinflamatoria, inmunomoduladora, antihiperlipidémica antidiabética y antihipertensiva, entre otras. Además, también ayuda a equilibrar la flora intestinal y favorece una función digestiva saludable.10

Con todo esto, quedan patentes los enormes beneficios que presentan estos organismos para nuestra salud y nuestro bienestar. No obstante, de entre todos ellos, estas sustancias se han empleado principalmente por sus efectos saciantes y detoxificantes, por su capacidad para reducir el cansancio, y por su potencial para incrementar nuestra energía y vitalidad.

En el primero de los casos, tanto la Espirulina como la Chlorella tienen un alto contenido en fibra y en clorofila, lo que promueve la eliminación de toxinas y genera una sensación de saciedad que ayuda al control del peso corporal. Por ello están recomendadas en la mayoría de dietas de adelgazamiento. Por otro lado, dado su alto contenido en proteínas y vitaminas del grupo B, estas microalgas son unos increíbles aliados para combatir la fatiga física y mental, aumentar los niveles de energía de nuestro cuerpo, e incrementar nuestra resistencia y fortaleza física.

En definitiva, estas dos microalgas son una inmensa fuente de nutrientes esenciales para nuestro organismo, por lo que son consideradas como auténticos superalimentos. De hecho, se emplean de manera habitual como complementos alimenticios básicos en casos de déficit nutricional o para mejorar nuestro estado de salud en general. Desde su capacidad para desintoxicar el cuerpo y promover una digestión saludable, hasta su papel en la salud cardiovascular y como sustancias energizantes y antioxidantes, la Espirulina y la Chlorella ofrecen un enorme arsenal de beneficios que pueden ayudarnos a promover un mayor bienestar y una mayor calidad de vida.

Estas sustancias son naturales y ecológicas y, a diferencia de otras algas que crecen en ambientes salinos, presentan un bajo contenido en iodo, pudiendo utilizarse de manera habitual por personas que padecen problemas de tiroides.

Así pues, y dado que no exhiben inconvenientes toxicológicos, estas algas constituyen un remedio efectivo en la lucha contra la desnutrición y la hambruna, además de ser un refuerzo natural y efectivo para nuestro organismo. No es necesario elegir entre una u otra, ya que la mejor manera de aprovechar todas sus propiedades es hacer un uso sinérgico de ambas, donde seamos nosotros quienes salgamos favorecidos.

BIBLIOGRAFÍA

[1] Graham, L.E., Wilcox, L.W. Introduction to the Algae. Algae. Prentice-Hall, Inc., Upper Saddle River, N.J, 2000, 1-20.

[2] Shabana Kouser, A., Arabi Mohammed, S. Spirulina-an overview. International journal of Pharmacy and Pharmaceutical Sciences, 2012, 4 (3), 9-15.

[3] Lafarga T., Fernández-Sevilla J.M., González-López C., Acién-Fernández F.G. Spirulina for the food and functional food industries. Food Res Int. 2020, 137, 109356.

Gutiérrez-Salmeán G., Fabila-Castillo, L., Chamorro-Cevallos, G. Nutritional and toxicological aspects of Spirulina (Arthrospira). Nutr. Hosp. 2015. 32, 34-40.

[4] Siva Kiran, R.R., Madhu, G. M., Satyanarayana, S. V. Spirulina in combating protein energy malnutrition (PEM) and protein energy wasting (PEW)-A review. Journal of Nutrition Research, 2015, 3 (1), 62-79.

Masuda, K., Inoue, Y., Inoue, R. Spirulina effectiveness study on child malnutrition in Zambia. Open Docs. 2014.

[5] DiNicolantonio J.J., Bhat A.G., OKeefe J. Effects of spirulina on weight loss and blood lipids: a review. Open Heart. 2020, 7 (1), 001003.

[6] Wu Q., Liu L., Miron A., Klímová B., Wan D., Kuča K. The antioxidant, immunomodulatory, and anti-inflammatory activities of Spirulina: an overview. Arch. Toxicol. 2016, 90 (8), 1817-1840. 

[7] Bito T, Okumura E, Fujishima M, Watanabe F. Potential of Chlorella as a Dietary Supplement to Promote Human Health. Nutrients 2020, 12, 2524.

[8] Safi C, Zebib B, Merah O, Pontalier P, Vaca-Garcia C. Morphology, composition, production, processing and applications of Chlorella vulgaris: A review. Renewable and Sustainable Energy Reviews. 2014, 35, 265-278.

[9] Spoehr H.A, Milner H.W. The chemical composition of chlorella; Effect of environmental conditions. Plant Physiol. 1949, 24(1), 120-149.

[10] Panahi, Y., Darvishi, B., Jowzi, N., Beiraghdar, F., Sahebkar, A. Chlorella vulgaris: a multifunctional dietary supplement with diverse medicinal properties. Current Pharmaceutical Design2016, 22 (2), 164-173.

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Synestia Biology S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresas que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines funcionales y analíticos. También para controlar nuestra tienda virtual. Puedes configurar o rechazar, así como obtener más información AQUÍ.    Política de Cookies
Privacidad