Screen Shot 2022-07-11 at 1.17.38 PM
¿No consigues descansar? Busca en lo natural la solución

El sueño es un hábito necesario para gozar de una vida saludable. Las necesidades individuales de sueño son muy variables y por lo general están entre 6 y 10 horas diarias. La mayoría de las personas duermen por la noche, sin embargo, muchas deben dormir durante el día para adaptarse a sus horarios de trabajo, lo cual ocasiona trastornos del sueño. La duración del sueño y la sensación de descanso tras despertar están influenciadas por muchos factores, entre los cuales se destacarían: el estrés emocional, la edad, la dieta y el consumo de fármacos.1

Uno de los beneficios del sueño es su efecto reparador sobre la capacidad de las personas para funcionar normalmente durante el día. Nuestro sistema inmunitario emplea el tiempo de sueño para regenerarse, lo que le permite luchar con eficacia contra las toxinas y los microorganismos que de forma continua nos amenazan. Con un sistema inmunitario débil tenemos muchas menos posibilidades de superar con éxito las infecciones. No solo afecta a la inmunidad si no que ayuda a descansar al sistema nervioso y sus componentes, las neuronas. Algunos investigadores indican que podría ayudar a la memoria y al aprendizaje además de influir positivamente en nuestro estado de ánimo y mejorar síndromes depresivos ya que en ellos se encuentra alterado el ciclo vigilia-sueño, el ritmo circadiano que todos conocemos.1

Los ritmos circadianos son cambios regulares en el estado mental y físico que ocurren en un periodo aproximado de 24 horas, el reloj interno de cada persona. Están controlados por un área del cerebro influida por la luz (llamada marcapasos circadiano o reloj interno). La luz que penetra en el ojo estimula las células de la retina para que envíen impulsos nerviosos a esta área. Estos impulsos indican al cerebro que cese la producción de melatonina, la hormona promotora del sueño, por lo que acciones como mirar el móvil de madrugada nos producen una interrupción al producir melatonina afectando al descanso2. Otras causas como el desfase horario (jet lag), trabajar en turnos cambiados, dormirse y despertarse a diferentes horas, la falta de exposición a la luz solar durante largos periodos de tiempo y tomar ciertos medicamentos o sustancias estimulantes (taurina, cafeína…) provocan trastornos en los ritmos circadianos1.

Existen diversas plantas y complementos naturales que pueden ayudarnos a controlar los trastornos del sueño. DORMOREM es un complemento alimentario que presenta extractos de estigmas de azafrán, melatonina y vitamina B6 para ayudar a conciliar el sueño. A continuación, se explican sus propiedades:

– Melatonina:

A la melatonina se la conoce por inducir el sueño por lo que estaría indicada para ayudar a personas con el ciclo sueño-vigilia alterado a regularlo. Por ejemplo, con los casos que se han comentado anteriormente cuando se viaja a zonas horarias distintas, trabajos en turno cambiado y en algunas enfermedades neuropsiquiátricas. En pacientes con Alzheimer y ELA tienen una secreción disminuida de esta hormona por lo que se produce una alteración del ritmo día-noche, así pues, estos síntomas también se podrían tratar con melatonina3. Asimismo, puede tener efecto en los trastornos depresivos donde es frecuente la alteración del ritmo circadiano, la melatonina lo restablecería y reduciría los trastornos del estado de ánimo.

La melatonina puede unirse al receptor GABA además de los suyos propios. El GABA es un neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central. Este tipo de neurotransmisor ayuda a proteger al sistema nervioso frente a los daños por excitación de las neuronas por lo que su unión al receptor GABA facilita el reposo del cerebro4.

– Estigmas de azafrán o AFFRON® (Crocus sativus L):

Los estigmas secos de azafrán (Crocus sativus L.) se utilizan como especia, tinte textil o incluso como perfume, por sus propiedades organolépticas. Además, también es conocido en medicamentos para los problemas de los ojos, dolores de cabeza, complicaciones genitourinarias y otras enfermedades. La importancia de este producto viene determinada por sus metabolitos secundarios, como picrocrocina, safranal, y ​​crocinas. Estos compuestos, están relacionados con antioxidantes, ansiolíticos, neuroprotector, antiinflamatorio, antidepresivo y propiedades anti-Alzheimer, que han sido probado en varios ensayos clínicos. Además, el azafrán parece inducir efectos beneficiosos sobre la duración y la calidad del sueño. 5

Los mecanismos de acción del extracto de azafrán sobre la calidad y la duración del sueño no se conocen del todo. Al observar los efectos de los compuestos activos del azafrán, se encontró que el safranal activa las neuronas promotoras del sueño del núcleo preóptico ventrolateral (VLPO) e inhibe las neuronas promotoras de la vigilia in vitro. Además, el extracto de azafrán y sus compuestos activos son bien conocidos por modular los niveles de serotonina, dopamina, norepinefrina, glutamato y neurotransmisores GABA-A. 6

En un estudio se evaluó el efecto de un extracto de azafrán estandarizado (15,5 mg por día durante 6 semanas) sobre la calidad del sueño de sujetos que presentaban problemas de sueño leves a moderados asociados a la ansiedad. Observamos que al final de esas semanas la suplementación con extracto de azafrán condujo a una mejora de varios parámetros relacionados con la calidad del sueño como facilidad para conciliar el sueño evaluada por el cuestionario LSEQ, calidad del sueño, latencia del sueño, duración del sueño y global. Además, mejoró la puntuación de dolor corporal, la puntuación global física y la puntuación de limitación emocional evaluada por el cuestionario SF-36. Otro estudio que evaluó los mismos objetivos durante 28 días (2 × 14 mg por día) en sujetos con trastornos del sueño de leves a moderados vieron que, en comparación con el placebo, el azafrán condujo a una mayor reducción de la puntuación de gravedad del insomnio. Sin embargo, no eliminaba el problema del insomnio por lo que los estigmas de azafrán se usarían para mejorar la calidad del sueño. 6

– Vitamina B6:

La piridoxina (vitamina B6) tienen un rol crucial en la conversión del triptófano en serotonina. El 5-hidroxitriptófano (5-HTP), que es intermedio en este proceso, se convierte en serotonina mediante una enzima llamada L-aminoácido aromático descarboxilasa (AADC). La AADC es una enzima dependiente del piridoxal 5′- dependiente del fosfato, y la piridoxina es un precursor para el piridoxal 5′-fosfato. En un estudio preliminar doble ciego controlado con placebo se descubrió que la piridoxina aumentaba la excitación cortical durante el sueño REM y aumentar la intensidad de los sueños de 12 estudiantes universitarios y evitar que se despertaran a media noche, demostrando así cierta influencia en el sueño. 7

 

Referencias bibliográficas:

  1. Richard J. Schwab. (2020). Trastornos del ritmo circadiano. University of Pennsylvania, Division of Sleep Medicine. https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/enfermedades-cerebrales,-medulares-y-nerviosas/trastornos-del-sue%C3%B1o/trastornos-del-ritmo-circadiano
  2. Riemersma-van der Lek RF, Swaab DF, Twisk J, Hol EM, Hoogendijk WJG, Van Someren EJW. Effect of bright light and melatonin on cognitive and noncognitive function in elderly residents of group care facilities: a randomized controlled trial. JAMA. 2008 Jun 11;299(22):2642–55.
  3. Gonzalo Pin-Arboledas, Amalia Lluch-Roselló. (2011). Melatonina: pros y contras de su empleo en atención primaria., 9(2), 121–127. doi:10.1016/s1696-2818(11)70017-8.
  4. Cheng X-P, Sun H, Ye Z-Y, Zhou J-N. Melatonin Modulates the GABAergic Response in Cultured Rat Hippocampal Neurons. Journal of Pharmacological Sciences. 2012;119(2):177–85.
  5. Orio, L., Alen, F., Ballesta, A., Martin, R., & Gomez de Heras, R. (2020). Antianhedonic and Antidepressant Effects of Affron®, a Standardized Saffron (Crocus Sativus L.) Extract. Molecules (Basel, Switzerland), 25(14), 3207. https://doi.org/10.3390/molecules25143207
  6. Pachikian, Barbara D., Sylvie Copine, Marlène Suchareau y Louise Deldicque. 2021. “Efectos del extracto de azafrán en la calidad del sueño: un ensayo clínico controlado, doble ciego, aleatorizado” Nutrients 13, no. 5: 1473. https://doi.org/10.3390/nu13051473
  7. Ebben, M., Lequerica, A., & Spielman, A. (2002). Effects of pyridoxine on dreaming: a preliminary study. Perceptual and motor skills, 94(1), 135–140. https://doi.org/10.2466/pms.2002.94.1.135

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Synestia Biology S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresas que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.