NAC, el antioxidante que está de moda

La N-acetilcisteína (NAC) proviene del aminoácido L-cisteína, el cual se usa para la síntesis de glutatión reducido (GSH). Es conocido por su efecto mucolítico en pacientes con fibrosis quística, y su rol antioxidante y hepatoprotector.1

NAC es un fármaco mucolítico usado en enfermedades respiratorias crónicas (dosis de hasta 150 mg / kg). A dosis más altas (≥1200 mg), actúa como antioxidante intracelular ya que favorece la regeneración de GSH a partir de su forma oxidada2. De este modo, en su forma reducida participa en la eliminación de las sustancias tóxicas y de los radicales libres, así que se puede decir que la NAC favorece la detoxificación y el efecto antioxidante en el organismo. 3

Por si solo el NAC también posee efectos antioxidantes ya que al administrarlo de forma oral llegaría al plasma y ayudaría a contrarrestar los radicales libres de forma extracelular. Uno de estos efectos es reducir la formación de placas de ateroma ya que inhibe la actividad y la expresión de las células espumosas derivadas de los macrófagos cargados de lípidos en un 60%.4 Al mismo tiempo también, reduce la formación de citocinas proinflamatorias, como IL-9 y TNF-α, y también tiene propiedades vasodilatadoras al aumentar los niveles de GMP cíclicos y al contribuir a la regeneración del factor relajante derivado del endotelio. Este potencial mecanismo antioxidante es el que ha despertado interés con la actual pandemia de COVID-19 y si esto podría ser útil en entornos comunitarios2.

Siguiendo con la capacidad antioxidante se ha generado interés por la aplicación potencial de la NAC en enfermedades neurológicas como la demencia de Alzheimer, neuropatías o la epilepsia, debido a su acción sobre los sistemas de óxido nítrico implicados en el estrés, las infecciones, los daños tóxicos y condiciones inflamatorias. Los tejidos postmortem de pacientes con estas enfermedades neurodegenerativas demuestran un estrés por mal plegamiento de proteínas y una menor actividad del proteasoma (lugar de degradación de proteínas defectuosas). Cuando una proteína se vuelve tóxica, se produce un amplio cambio de conformación y pasará a la lámina beta. La transición de la estructura normal de hélice alfa a la lámina beta es característica de los depósitos amiloides. Este efecto producido por el estrés proteotóxico ha dado lugar al término “proteinopatías” para las enfermedades neurodegenerativas. Algunas investigaciones creen que las proteinopatías relacionadas con pérdida de GSH podrían tener una buena respuesta a la NAC al revertir esta pérdida de GSH y prevenir esta toxicidad. 4

Por tanto, la NAC tiene un amplio espectro de acciones y posibles aplicaciones en múltiples condiciones y sistemas. Es capaz de entrar directamente en los procesos bioquímicos endógenos y extracelulares como resultado del metabolismo del cuerpo. En las enfermedades neurológicas, existe la posibilidad de explorar las dosis y la duración del tratamiento con NAC para lograr mayor protección.

Referencias bibliográficas:

  1. Minarini, Alessandro; Ferrari, Silvia; Galletti, Martina; Giambalvo, Nina; Perrone, Daniela; Rioli, Giulia; Galeazzi, Gian Maria (2016). N-acetylcysteine in the treatment of psychiatric disorders: Current status and future prospects. Expert Opinion on Drug Metabolism & Toxicology, (), 17425255.2017.1251580–. doi:10.1080/17425255.2017.1251580
  2. Van Hecke, O., Lee, J. (2020). N-acetylcysteine: A rapid review of the evidence for effectiveness in treating COVID-19. Centre for Evidence-Based Medicine, Nuffield Department of Primary Care Health Sciences University of Oxford. https://www.cebm.net/covid-19/n-acetylcysteine-a-rapid-review-of-the-evidence-for-effectiveness-in-treating-covid-19/
  3. Tardiolo, G., Bramanti, P., & Mazzon, E. (2018). Overview on the Effects of N-Acetylcysteine in Neurodegenerative Diseases. Molecules (Basel, Switzerland), 23(12), 3305. https://doi.org/10.3390/molecules23123305.
  4. Rushworth, Gordon F.; Megson, Ian L. (2014). Existing and potential therapeutic uses for N-acetylcysteine: The need for conversion to intracellular glutathione for antioxidant benefits. Pharmacology & Therapeutics, 141(2), 150–159. doi:10.1016/j.pharmthera.2013.09.006

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Synestia Biology S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresas que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.